Técnicas Endoscópicas

La rinoscopia veterinaria es una técnica mediante la cual exploramos la cavidad nasal con un endoscopio bajo anestesia general. La exploración de la porción rostral de la cavidad se suele realizar con endoscopios rígidos, mientras que la rinofaringe se explora con un endoscopio flexible en retrovisión.

Indicaciones frecuentes:
– Descarga nasal de cualquier naturaleza
– Extracción de cuerpos extraños
– Neoplasias con toma de biopsias
– Micosis (Aspergilosis, peniciliosis, criptococosis)
– Rinitis alérgica

Preparación del paciente:
– Chequeo preanestésico que incluya perfil de coagulación y tiempo de sangrado.
– Anestesia general.

Consideraciones anestésicas:
En contra de lo que se piensa habitualmente, la rinoscopia requiere un plano anestésico profundo, ya que es fácil provocar el reflejo de estornudo al introducir el endoscopio por la cavidad nasal.
Es frecuente el uso de una irrigación intranasal con lidocaina como anestesia local. Normalmente también se realiza un bloqueo regional mediante la anestésia local del nervio infraorbitario y/o maxilar.
A veces es importante disponer de suero fisiológico muy frío para reducir el sangrado post-biopsia.

Técnica endoscópica mediante la cual exploramos la laringe con un endoscopio para observar tanto los movimientos fisiológicos de ésta como su conformación anatómica.

Indicaciones frecuentes:
– Diagnóstico de parálisis laríngea
– Extracción de cuerpos extraños
– Neoplasias con toma de biopsias
– Biopsia de masas de cualquier naturaleza
– Estenosis laríngea
– Paladar blando elongado y síndrome respiratorio obstructivo en perros braquicéfalos.

Preparación del paciente:
– Chequeo preanestésico
– Anestesia general
– Oxigenoterapia

Consideraciones anestésicas:
Es recomendable en primer lugar el uso de un anestésico inyectable para provocar un plano anestésico superficial con el fin de valorar los movimientos laríngeos así como la anatomía de la laringe, teniendo siempre preparada una fuente de oxígeno al 100%.

Técnica endoscópica mediante la cual exploramos el conducto auditivo externo, membrana timpánica y oído medio.

Indicaciones frecuentes:
– Neoplasia y biopsia del conducto auditivo externo
– Extracción de cuerpos extraños
– Toma de biopsias
– Neoplasia del oído
– Miringotomía y lavado del oído medio
– Otitis media y limpeza de bulla timpánica en trepanación de la misma.
– Elección de la técnica quirúrgica para el tratamiento de otitis ( Zepp, ablación…)

Preparación del paciente:
– Chequeo preanestésico
– Anestesia general o sedación profunda.
– Es recomendable en casos de inflamación severa el uso de corticoides previo a la endoscopia para una mejor visualización del conducto. Igualmente, se aconseja el cultivo de exudado ótico previo a la endoscopia con cirugía del oído.

Exploración de la tráquea y bronquios mediante un endoscopio flexible o rígido. La vía aérea se mantiene permeable en el caso de los perros medianos y grandes por la presencia del traqueotubo, y en gatos y perros pequeños se aporta oxígeno a través del endoscopio.

Indicaciones frecuentes:
– Lavado broncoalveolar para citología y biocultivos.
– Extracción de cuerpos extraños.
– Colapso de vías respiratorias altas y bajas.
– Neoplasia respiratoria.

Preparación del paciente:
– Chequeo preanestésico
– Anestesia general
– Oxigenoterapia y estabilización previa en procesos respiratorios agudos.

Consideraciones anestésicas:
El paciente sometido a endoscopia de vías respiratorias bajas, suele presentar una disminución de la capacidad ventilatoria, por lo que se recomienda la oxigenoterapia previa y la disposición de un canal de oxigenoterapia accesorio al endoscopio, ya sea traqueotubo o el canal de trabajo del propio endoscopio.

Exploración del esófago con un endoscopio flexible o rígido.

Indicaciones frecuentes:
– Extracción de cuerpos extraños
– Megaesófago
– Neoplasias, pólipectomías
– Estenosis esofágica y dilatación endoscópica
– Esofagitis
– Hernias de hiato

Preparación del paciente:
– Chequeo preanestésico
– Anestesia general
– Ayunas al menos de 24 horas.
– No se recomienda el uso de medicamentos preanestésicos potencialmente eméticos como la medetomidina dosis media, morfina, etc…
– La extracción de un hueso del esófago así como la dilatación de estenosis esofágica es un procedimiento muy doloroso por lo que se recomienda el uso de analgésicos opioides puros como la dolantina y dosis intraoperatorias de fentanilo.
– El uso de contrastes de bario está contraindicado ante la posibilidad de perforación de la pared del esófago. Si se usan, serán diluidos. Es preferible el uso de contraste iodado a ser posible, antes de la realización de la endoscopia si se sospecha de perforación esofágica.

Exploración del estómago y del duodeno mediante un endoscopio flexible.

Indicaciones frecuentes:
– Extracción de cuerpos extraños
– Enfermedad inflamatoria intestinal
– Neoplasias, pólipectomías
– Gastritis crónicas
– Hernias de hiato
– Vómito crónico
– Colocación de sondas
– Parásitos
– Motilidad anormal y tono de los esfínteres
– Gastropexia endoscópica

Preparación del paciente:
– Chequeo preanestésico
– Anestesia general
– Ayunas al menos de 12 horas de agua y alimento.
– No se recomienda el uso de opiodes puros.
– No se recomienda el uso de medicamentos preanestésicos potencialmente eméticos, como la medetomidina, morfina, etc…

Exploración del recto y colon mediante un endoscopio flexible. La exploración se completa en ileon.

Indicaciones frecuentes:
– Enfermedad inflamatoria intestinal
– Diarrea crónica
– Neoplasias
– Pólipectomías
– Parásitos
– Intususcepcion ileocólica y cecocólica
– Estenosis y dilatación endoscópica.

Preparación del paciente:
– Chequeo preanestésico
– Ayunas al menos de 36 horas o dieta líquida dependiendo del estado del animal.
– Enemas 2 veces al día 2 ó 3 lavados cada vez, 36, 24 y 12 horas antes y previo al examen endoscópico.
– Administración de laxantes al menos 48 horas de la prueba.

Exploración de la uretra y vejiga de la orina con un endoscopio rígido o flexible. En perros machos se emplean endoscopios flexibles, mientras que en perras normalmente se realiza con endoscopios rígidos con visión angulada.

Indicaciones frecuentes:
– Neoplasias vesical, carcinoma…
– Traumatismo
– Cistitis crónica y biopsia para cultivo e histología
– Extracción de urolitos
– Estenosis uretral
– Ureter ectópico
– Hematuria de origen renal
– Pólipos y neoplasia de la vagina
– Estenosis vaginales
– Inseminación artificial

Preparación del paciente:
– Chequeo preanestésico
– Es conveniente un perfil de coagulación y tiempo de sangrado
– Es conveniente un cultivo de orina previo a endoscopia.

Exploración de la cavidad abdominal mediante un endoscopio rígido bajo anestesia general. Es un método mínimamente invasivo mediante el cual se observa los diferentes órganos abdominales con el fin de localizar y describir patologías o aplicar técnicas intervencionistas.

Indicaciones frecuentes:
– Neoplasia abdominal, como carcinoma hepático, linfoma intestinal, etc
– Traumatismo abdominal
– Pancreatitis, insuficiencia pancreática exocrina
– Insuficiencia hepática, insuficiencia renal
– Cirugía laparoscópica
– Aspirados de líquido o celulares para citología

Preparación del paciente:
– Chequeo preanestésico
– Es muy conveniente un perfil de coagulación y tiempo de sangrado
– Sondaje de la vejiga y del estómago.