Extracción endoscópica de anzuelos digestivos

Extracción endoscópica de anzuelos digestivos

La extracción endoscópica de anzuelos digestivos es una patología muy frecuente en la época estival, cuando los animales, sobre todo los perros, suelen acompañar a sus dueños a la playa o de pesca.

En la clínica veterinaria Ayora tenemos amplia experiencia en su resolución y nuestros índices de éxito son claramente superiores a los de otros autores (65% Vs 99%). Esto es por nuestra amplia  experiencia y por el uso de instrumental rígido (del que no disponen muchas clínicas).

La extracción endoscópica de anzuelos digestivos es una técnica ambulatoria. Esto significa que una vez que hemos acabado el animal se va su casa COMO SI NADA. NO ES NECESARIA LA HOSPITALIZACIÓN. De esta forma, se evita un sobrecoste para el cliente completamente innecesario.


Es frecuente, en las localidades costeras, la ingestión de anzuelos por parte de los perros durante un paseo por la playa o durante la práctica de la pesca. Los anzuelos es uno de los cuerpos extraños más frecuentes en nuestra casuística, en concreto suponen el 20,50% del total de cuerpos extraños extraídos, ocupando el segundo lugar por detrás de los huesos esofágicos. Aunque en nuestra experiencia solo hemos tratado, por la ingesta de anzuelos, pacientes de la especie canina, hay publicados otros estudios que  describen esta patología en perros y gatos.

A diferencia de otros cuerpos extraños, como los huesos que pueden obstruir la luz esofágica, los anzuelos no son tan peligrosos como pueda parecer. El peligro de perforación es bajo y, si se produce, las consecuencias no suelen ser importantes. Más peligroso que el propio anzuelo puede ser el sedal que lleva, que puede hacer un cuerpo extraño lineal intestinal.

El diagnóstico de los anzuelos suele ser fácil, pues casi siempre el propietario es testigo de la ingestión del anzuelo, o bien ve el sedal colgando por la boca del animal. A pesar de ello es necesario  realizar siempre una radiografía simple, que nos informará de cuestiones tan importantes como la localización del anzuelo, su posición, el tamaño, el número y el tipo de anzuelo, así como si hay signos de perforación.

radiografías anzuelos en animales

Imagen 1. La radiología simple es de enorme utilidad para la valoración de los anzuelos. Nos informa sobre la localización y posición, el número y el tipo de anzuelo de que se trata.

La ingestión de anzuelos no suele cursar con una sintomatología evidente, a no ser que se encuentre clavado en regiones craneales del tubo digestivo, donde pueden causar molestia y/o dolor animal exhibiendo hipersalivación y movimientos repetidos con las patas.

Respecto al tratamiento, nuestra recomendación, dada la eficacia y las pocas complicaciones que conlleva, es la retirada endoscópica, siendo ésta la técnica de elección para la remoción de anzuelos esofágicos y gástricos.

extracción de anzuelo en perro

Imagen 2. Por lo general la extracción de un anzuelo por endoscopia es segura y eficaz, no llevando mucho más de 15 minutos.

La endoscopia rígida es mejor que la flexible para la extracción de anzuelos esofágicos.

Extracción de anzuelo esofágico

Imagen 3. Anzuelo esofágico. La endoscopia rígida es claramente superior a la flexible para la extración de los anzuelos en esta localización.

Los anzuelos gástricos se extraen con endoscopios flexibles. Este tipo de endoscopios nos permiten extraer incluso aquellos clavados en el cardias.

Los anzuelos intestinales no suelen estar al alcance del endoscopio, aunque en ocasiones sí los hemos logrado extraer.

Extracción de anzuelo en duodeno

Imagen 4. En ocasiones hemos extraído anzuelos del duodeno. Si no llevan sedal, los anzuelos intestinales suelen ser defecados sin problema.

La clase de anzuelo y si están clavados en la mucosa o no, influye en la dificultad de la extracción. Los anzuelos simples sueltos son los que conllevan menor dificultad, mientras que los anzuelos triples o ancoretas, especialmente si están clavados, puede entrañar gran dificultad. Para ello la experiencia y el equipo adecuado es imprescindible.

Anzuelo triple o ancoreta

Imagen 5. Los anzuelos triples o ancoretas son uno de los tipos de anzuelos con más dificultad. No obstante, con el equipo adecuado, se pueden extraer.

En los escasísimos casos que no es posible la remoción endoscópica, la endoscopia también puede servir de apoyo al cirujano para minimizar el daño quirúrgico en el esófago.

Respecto a los anzuelos localizados en el intestino, dado el fácil seguimiento radiográfico de este tipo de cuerpos extraños metálicos, lo indicado es el seguimiento radiográfico, pues muchos anzuelos consiguen pasar todo el tubo digestivo de forma natural sin causar problemas.

A diferencia de otras experiencias previas donde se describen tasas de éxito en la recuperación endoscópica de anzuelos esofágicos y gástricos del 66% (Michels, 1995), en nuestro caso la tasa de éxito alcanzó el 99%. Atribuimos esta mayor tasa de éxito al amplio equipamiento del que disponemos y nuestro adiestramiento y familiarización con esta patología. Empleamos un variado arsenal compuesto por  endoscopios rígidos y flexibles, así como un variado material accesorio. Con el uso conjunto de técnicas de endoscopia rígida y flexible hemos podido extraer anzuelos completamente clavados.

Una ventaja añadida a la endoscopia es que los animales, una vez que se les ha extraído el anzuelo, no requieren ningún tipo de hospitalización. Es una técnica ambulatoria.

En endoscopia veterinaria Ayora tenemos una dilatada experiencia de más de 18 años en endoscopia, y nuestra tasa de éxito en la extracción de anzuelos está cercana al 100%.

Hueso esofágico

Esofagoscopia

Extracción endoscópica de hueso esofágico en perro

Hueso esofágico, extracción por endoscopia.

La ingestión de huesos por parte de los perros es una de las principales causas de los cuadros obstructivos que afectan al esófago caudal.
Los perros de razas pequeñas están más predispuestos y, en especial, los Yorkshire Terrier, West Highland White Terrier, Caniche y Podencos de pequeño tamaño.

Hueso de melocotón

Cuerpo extraño gástrico (hueso melocotón)

La ingestión de huesos melocotón por parte de los perros es frecuente.
Este tipo de cuerpos extraños son especialmente peligrosos ya que si pasan al intestino es fácil que provoquen una obstrucción intestinal y después una perforación.
La extracción endoscópica del estómago de los huesos de melocotón y otros tipos de cuerpos extraños es fácil, segura y rápida.